”Empatía”

 

                                                                    

1 de junio de 2008

Que calor hace, comienza ya junio y aún no he ordenado la casa para el verano. Estoy cansada.

 

 2 de junio de 2008

Hoy he subido al mercado a comprar verduras, y es que se me ha acabado la lechuga. Que calor hace.

 

3 de junio de 2008

He decidido pintar un cuadro acerca del sentimiento de la esclavitud, puesto que me siento esclava en un cuerpo tan frágil. Voy pronto a buscar mi paleta y mis pinturas, seguramente tenga algún lienzo de hace algunos años.

 

 4 de junio de 2008

 La felicidad está al alcance de todos los jóvenes. Y en lugar de ello desperdician el día emborrachándose y echándose a perder. Cuando yo era una de aquellos fuertes individuos llenos de sueños y pasiones, no había ni tiempo ni lugar para poder cumplirlos. Los sueños no nos eran arrebatados, nos eran aplastados. El mundo es injusto, cada día me duele más la espalda.

 

5 de junio de 2008

Maripili me ha dicho que tengo suerte por tener tanta cabellera. La mayoría del resto de señoras de la peluquería tienen cada problema… Lo más próximo que tengo a mi último día será esta espalda que me está matando, porque no tengo ningún problema de pelo. La señora de Rodríguez ha venido diciendo que sus hijos están estudiando Derecho y Económicas. Vaya tontería. Rodríguez ya es un buen abogado. Los críos tendrían que vivir sus vidas, no las de sus padres. Pero que sabré yo. Antes sabía tanto… Cada vez pienso que sé menos.

 

 6 de junio de 2008

La hija de Lucía, la que vive en Santa Cruz, tiene una niña preciosa. Se llama Eva y es muy linda. Ya sabe decir su nombre y algunos números. Es una niña muy inteligente. En el mercado quiere estar con todo el mundo. Le compré un bollito de pan que comió con mucha dedicación y paciencia.

 

7 de junio de 2008

Esta mañana he madrugado mucho, he salido de la cama a las 9 en punto. Desayuné unas ricas tostadas con aceite y ajillo, un cafelito y un zumo de naranja natural, que no me fio del envasado.

Después subí a la azotea en busca de aquel lienzo en el que llevo días pensando. Casi me  quedo tirada en medio de las escaleras mientras lo bajaba. Mi espalda ya no es lo que era, y a veces mis rodillas también se confabulan con mi espalda para hacerme más entretenidos estos últimos días.

 

8 de junio de 2008

Me he pasado toda la noche sin pegar ojo. No puedo parar de pensar en el cuadro. Así que decidí sacar por la fuerza a mis viejos huesos del roñoso colchón. Estas cosas hacen que me acuerde de mi juventud. Cuando me concentraba en que algo no tenía salida ni manera de descifrarse, entonces, y sólo entonces, llegaba un inesperado y feliz día en el que encontraba la ventana que me hacía salir. Normalmente esta ventana eran gentes a las que quería. Ahora ya no queda nada. El mundo ahora se rige por la muerte, cada vez quedan menos personas que conozca. He llegado a un punto en el que ya no hay ni nacimientos ni cumpleaños felices. Ahora sólo hay muerte y pasividad. Nada más.

 

 9 de junio de 2008

El cuadro no tiene sentido. Se parece a mí misma, náufraga en un océano de tierra, el cuadro está encallado entre la desesperación y la cordura. Me pone triste. Por ahora lo describiría como una mancha envuelta en huesos de cristal.

 

10 de junio de 2008

No puedo pensar, no puedo dormir, ni comer. Sólo puedo leer y pintar. El cuadro me tiene obsesionada. ¿Qué hacer con él? Podría echarle un buen baño de aguarrás y eliminarle esta fría agonía, para hacer un precioso paisaje verde y azul. Abajo pondría un bello campo lleno de flores y con un par de niños jugando a cualquier cosa. Arriba, nubes blancas que reflejaran ilusión y alegría. Pero no. No puedo hacerlo. Necesito encontrarle alguna solución propia. Algo, no puedo dejarlo así. No puedo dejarlo, pasar a pintar otra cosa, y seguir luego. No, no puedo. Necesito, me es vital continuar con él. Creo que este cuadro me quiere decir algo, es como si yo me quisiera decir algo a mí misma… ¿Pero el qué?

 

11 de junio de 2008

Después del día de ayer, he decidido salir a dar un paseo. He llamado a Sonia y nos hemos ido a que nos diera un poco la luz del sol. Ha sido agradable. No tuvimos mucho de lo de que hablar, pero ha sido agradable. Lo que me ha llamado la atención es que a pesar de ser sábado, no había mucha juventud. Me imagino que estarán estudiando. Eso es bueno, que sigan así.

Sonia me ha dicho que deberíamos irnos de viaje a alguna parte. A mí me ha hecho gracia. Siempre, toda su vida no ha pensado en más que en viajar. Me alegro de que ella no haya cambiado.

Regresamos pronto porque empezó a llenarse el cielo de nubes. En el medio de todo el nubarrón había un pequeño orificio que servía de puente para nuestra vista entre la tierra y el cielo. Me recordó al cuadro.

 

12 de junio de 2008

Domingo, a descansar. A pesar del odio hacia este manojo de huesos, me he permitido un placentero descanso entre el acomodado sillón y el ya tan anticuado video.

 

13 de junio de 2008

La casa está muy sucia, o estaba al menos. Ha sido una mañana agotadora, mis rodillas y mi espalda necesitan unas vacaciones.

 

 14 de junio de 2008

 Esta mañana pensaba que sería como el resto, pero resultó ser un buen día. A próximas horas del mediodía llegó una gran amiga mía de toda la vida, o al menos desde que tuve conciencia de razón, Alicia. Nos conocemos desde los tres años. Es decir harán unos sesenta y dos años desde aquello. Fue ella quién me infundió ánimos a cumplir mis sueños, a que me hiciera escritora y dibujante a la vez. Una actividad que concuerda en la que se unían mis mayores pasiones.

Me alegró mucho su visita, tomamos cafés y galletas.

 

15 de junio de 2008

El cuadro está vacío. Está vacío en su plenitud. Es un mar que me traga con sus enormes olas. Yo juego sola, allí, entre amenazantes colmillos de tiburón y oscuras profundidades. Me gusta. Cada vez me gusta más. Es una firma de mi pésima existencia. Fui sirena en una vida pasada. Fui sirena de marineros que no comprendían mi soledad. Sería imposible estar sola con alguien estorbando mi temerario aleteo. Lo cierto es que en este cuadro, en verdad, en medio de la nada, aparezco yo. En medio de la nada aparece mi alma. En medio de la nada aparece todo lo que intentaron descubrir y que nunca nadie más que este cuadro verá. Yo, en medio de la nada, la nada en su máximo apogeo.

¿Acaso esto se trata de una metáfora?                               ¿Cuantas realidades pretende representar?                Hay una en  la que estoy yo, sola.         Otra en la que está el mundo y yo hago bulto.

Parezco un libro abierto, volando sobre un efusivo acantilado. Caminando se hace el camino, soy una itinerante de las profundidades humanas.

 

 Amo estas aguas y esta tierra. Tiempo hace ya que me dieron la luz y poco falta ya para que me la quiten.

 

Estoy agotada porque me han quitado la fuerza de mi aleteo, ahora sólo me queda un leve movimiento de tranquilidad y astucia con el que seguir adelante, hasta el final. El cielo estuvo salpicado por estrellas, lo sigue estando, y seguirá estándolo. Seguirá siendo la forma de guiar a los peregrinos. La tierra estará plagada de criaturas sobre una cubierta verde. Y dentro, la inquietud será perpetua, como un libro que aún no has terminado de leer.

 

16 de junio de 2008

Hoy dormí hasta tarde. Ayer me dejé llevar por una botella de buen vino que tenía guardado desde hace tantos años. Esta mañana, el mareo de mi cabeza era realmente doloroso.

 

La televisión me parece la manera más tonta de hacerme perder el tiempo. Sin embargo, la sigo viendo. Pero, ¿qué hacer con mi tiempo? Es tan poco ya, que no sé cómo aprovecharlo.

 

17 de junio de 2008

El día de hoy ha sido tranquilo.

 

18 de junio de 2008

Un viva por la fotografía. Cualquier cosa puede quedar en nada si no se sabe comprender el objeto que vemos. La fotografía hace que las cosas que nadie ve, de repente, salgan a la luz.

He hecho fotos a un parque. Primero sin nadie, a la izquierda. Después con un hombre de cuarenta años aproximadamente, de gesto triste, a la derecha. A continuación, otro enfoque de la primera con una señora dándole de comer a sus pájaros. Parecían agradecidos, y la señora tenía una expresión melancólica. Llevaba un rato enfocando, cuando lo vi, un pequeño jugando, con la luz del sol volviéndolo sombra desde sus espaldas. Esta última la saqué hacia las seis de la tarde.

 

Saber ver la realidad, no es cosa fácil. Una persona sola no tiene por qué estar triste, ni un grupo contento. Lo blanco no siempre es blanco, ni lo negro, siempre es negro. En cuanto a tonos grisáceos, la gama es infinita.

 

19 de junio de 2008

Domingo de nuevo, otra semana ha pasado, y mi cuerpo apenas lo ha notado. Sigue doliéndome la espalda, y sigue confabulando con el resto de mi cuerpo para hacerme entender que aún estoy sobre esta tierra, respirando el aire de todos. A veces tengo miedo de no despertar, después me digo que no creo que llegue a importar mucho que yo desaparezca. El mundo se rige por lo vivo, por lo nuevo, por la felicidad. Yo ya olvidé lo que era todo aquello.

 

Sigo pintando.

 

20 de junio de 2008

Desde mi ventana veo a niños jugando. Hay vaqueros, bomberos, veterinarias, patinadoras, futbolistas, cocineras, ciclistas… El mundo es hermoso. Me siento reconfortada  al mirar hacia mi ventana. Es como si un sentimiento de vivacidad recorriera todo mi cuerpo.

 

21 de junio de 2008

En el mercado, Sonia me ha dicho que su familia llegaría en estas fechas de Madrid. A veces la envidio. ¿De qué me han servido tantos años de sueños y objetivos que alcanzar, si al final, al final de todo, no tengo con quien disfrutarlo?

 

22 de junio de 2008

Nada que anotar.

Tengo calor, sueño, cansancio.

Continúo pintando.

Nada más.

 

23 de junio de 2008

Decidí cambiar mi cuadro. Recurrí finalmente al aguarrás.

 

24 de junio de 2008

No tengo tiempo que perder escribiendo.

 

25 de junio de 2008

El tiempo se acaba, debo terminarlo pronto.

 

26 de junio de 2008

Quiero dejarlo listo para mi cumpleaños. Será mi regalo.

 

27 de junio de 2008

Sólo salí para ir al mercado. Me senté diez minutos en un banco a saludar a algunas conocidas.

El resto del día ha sido una tormenta de inspiración.

 

28 de junio de 2008

Ya no soportaba más esta encerrona. Salí a dar un paseo para reflexionar. Hace buen tiempo, el calor ya no me atosiga tanto.

 

29 de junio de 2008

Solo unos últimos retoques.

 

30 de junio de 2008

He terminado el cuadro. Me siento bien.

En medio del lienzo aparezco yo sola pintando con mi caballete de espaldas. En el fondo están reflejados todos mis sueños, todas las cosas que me importan, que amo y amé, juntos. En un armonioso paisaje con nubes rellenas con mi querida familia; unas montañas color pardo desdibujadas con versos de poetas que tanto significaron para mí en un pasado, gotas de barbotina que mi primer maestro me enseñó…Un riachuelo de óleo y trementina disuelta, con algunos tonos de hechos que marcaron la historia de la humanidad…Hay cosas que no se pueden pintar, como la amistad, el amor, puedo representarlos pero nunca podré expresar realmente lo que significaron para mí. El orgullo de mi misma, de verme cual Velázquez enmarcado, hace que mi cuadro deslumbre. Al menos sé que quizás, cuando yo muera, seré como ese resto de pintores no apreciados en su época, frustrados por sus condiciones. Pero espero que alguien lo vea y me comprenda.

Puede que esto suene muy de loco soñador veinteañero, y puede que sea así. Nunca, hasta el final de mis días, hasta el último segundo que me permita este frágil cuerpo, no dejaré de soñar.

Pues la vida es sueño y los sueños, hacen que el pobre sea rico y el viejo, joven en su corazón.

 

Si, realmente hoy es un feliz día de cumpleaños. 

           

Anuncios

About J.W.Simons

I was born and raised down in Shrewsbury. On a farm way back up in the woods.
Esta entrada fue publicada en El arte de escribir. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s